Que es un muro de carga

¿Qué es un muro de carga y cómo diferenciarlo?

Si piensas hacer una reforma en tu casa debes tener claro qué es un muro de carga y cómo diferenciarlo de otras paredes. Estos elementos de construcción son fundamentales para que la estructura se mantenga firme. ¿Es posible eliminarlos? Aquí te explicamos lo que debes saber al respecto.

¿Qué es un muro de carga?

Los muros de carga son elementos de gran importancia en la construcción, ya que son los que sostienen el peso de la edificación. Forman parte del esqueleto de la misma y soportan los techos de la casa, pisos, vigas y otros elementos.

A diferencia de los tabiques divisorios, que solo separan espacios, los muros de carga son imprescindibles para dar estabilidad y seguridad de la estructura.

Funciones principales de un muro de carga

Las funciones de los muros de carga de una casa incluyen:

  • Da soporte estructural: su objetivo principal es distribuir las cargas de la estructura hacia la cimentación. De esta manera se garantiza la integridad del edificio.
  • Aporta resistencia: al tener que soportar grandes pesos deben estar construidos con materiales resistentes como concreto armado, ladrillo o mampostería reforzada.
  • Dividen espacios: no es su función principal, pero también pueden delimitar y organizar los espacios interiores de la vivienda.
  • Brindan aislamiento acústico y térmico: dependiendo del material con el que se construyan, contribuyen con el aislamiento acústico y térmico del interior de la vivienda.

Identificación de un muro de carga

Para hacer una reforma, como la ampliación de una casa, es importante reconocer cuáles son los muros de carga. Esto se debe a que modificarlos puede afectar la resistencia de la construcción. Algunas maneras de reconocerlos los mencionamos a continuación.

Te puede interesar  Mejores materiales para construir una casa 

Indicadores visuales y sonoros

A simple vista puede ser difícil diferenciar los muros de carga del resto de las paredes. Sin embargo, hay algunas señales que te ayudarán a hacerlo. Por ejemplo, son más robustos debido al peso que deben soportar. Su espesor puede ser hasta de 30 centímetros y son densos.

El sonido al golpear el muro de carga también es un indicador. Este debe ser seco y uniforme. Se pueden diferenciar de los tabiques, ya que estos tienen un sonido hueco.

Uso de planos arquitectónicos

Otra forma de ubicarlos es a través de los planos de la edificación. En ellos, los muros de carga suelen estar representados con líneas más gruesas o con una simbología específica que los diferencia de los tabiques divisorios. Además, por lo general, conforman el perímetro de la construcción.

Ubicación común de los muros de carga

La ubicación de los muros también es un indicador importante. Como mencionamos, en la mayoría de los casos forman parte del perímetro, el armazón principal que sostiene la estructura. Además, van desde la planta baja hasta la más alta y sostienen el techo.

Hay casos en los que también se agregan muros de carga en el centro de la vivienda para brindar mayor soporte. Asimismo, se utilizan junto a puertas y ventanas para reforzar las aberturas y distribuir las cargas de manera uniforme.

Por último, en las edificaciones que tienen ascensores y escaleras, se utilizan para delimitar estas estructuras y soportar su peso.

Materiales utilizados en la construcción de muros de carga

Los materiales que se utilizan para la construcción de los muros de carga deben ser resistentes. Entre ellos la piedra, el hormigón, el ladrillo, entre otros. La elección del material depende de diferentes factores, entre las que destacan la carga que deben soportar y características del terreno.

Te puede interesar  ¿Cuánto cuesta una reforma integral en Valladolid?

Ladrillos

Los ladrillos están entre los materiales más tradicionales en la construcción de viviendas y se pueden emplear en los muros de carga. Son resistentes y tienen buen aislamiento térmico y acústico, así como diversas opciones estéticas.

Bloques de hormigón

En ese mismo orden están los bloques de hormigón, que son más pesados que los ladrillos y requieren un acabado superficial. Son resistentes, su instalación es rápida, y son buenos aislantes térmicos y acústicos. Los bloques, además, se encuentran en diferentes formas y tamaños.

Hormigón armado

Es un material más complejo y costoso que otras opciones, ya que requiere encofrado y cimbrado. Sin embargo, ofrece ventajas importantes como máxima resistencia estructural, se puede usar en diseños complejos, tiene alta durabilidad y es resistente al fuego.

Piedra

La piedra comparte algunas ventajas con otros materiales como su durabilidad y resistencia al fuego. Su aspecto natural ofrece un acabado estético. En contraparte, es más pesado que otros, ofrece menor aislamiento térmico y es difícil de cortar.

La elección del material adecuado para los muros de carga es una decisión crucial en cualquier proyecto de construcción. Es importante comparar materiales para conocer las propiedades y precios de cada una de las opciones.

Consulta con un profesional para tomar la decisión más adecuada, según las características de la obra.

Diferencias entre muros de carga y otros tipos de paredes

Es de suma importancia diferenciar el muro de carga del resto de las paredes, debido a la función que cumplen. Mientras que es posible modificar otras paredes, los muros de carga no se pueden eliminar, ya que comprometen la estabilidad del edificio.

Comparación con tabiques

Los tabiques son estructuras que se utilizan para dividir espacios. Durante la reforma de un piso, es posible derribar tabiques de forma segura. En cambio, la función principal de los muros de carga es soportar el peso de la estructura.

Te puede interesar  ¿Por qué reformar mi casa?

Es posible reconocer los tabiques porque estos tienen un espesor de hasta 10 centímetros; además, al golpearlos se produce un sonido hueco y resonante. Se ubican en el interior de la construcción y no tienen funciones estructurales.

Los muros de carga, por su parte, son más gruesos; por lo general tienen entre 25 y 30 centímetros. Producen un sonido seco y uniforme al golpearlo, y se ubican en el perímetro, junto a puertas y ventanas.

En cuanto a los materiales, para los muros de carga se emplean los más resistentes, los que mencionamos antes, como el ladrillo, la piedra y el concreto. Mientras que en los tabiques se utilizan más ligeros; por ejemplo, yeso laminado y placas de cartón-yeso.

Importancia de no derribar muros de carga

Debido a que los muros de carga son esenciales para la estabilidad y seguridad de una edificación, derribarlos puede ocasionar graves daños. Por ejemplo, se puede hundir el techo o el suelo, aparecen grietas en las paredes o se producen deformaciones estructurales. En los casos más extremos la edificación puede llegar a colapsar.

Por tanto, para realizar cualquier modificación que implique los muros de carga, es importante la intervención de un arquitecto o ingeniero civil.

Normativa y regulaciones para muros de carga

Los muros de carga son elementos estructurales y, como tales, la Ley de Ordenación de Edificación impide modificar estos elementos, ya que pueden comprometer la estabilidad de la estructura.

En caso de que se vaya a realizar alguna reforma que implique modificar los muros de carga, hay que obtener una licencia de obra. Para ello, hay que presentar un proyecto detallado ante el ayuntamiento.

Consejos para la reforma de viviendas con muros de carga

Es preciso consultar con un arquitecto o un ingeniero que conozca las normas vigentes y los requisitos del proyecto.

Un profesional cualificado se encargará de elaborar el proyecto técnico que incluya planos, cálculos estructurales y memoria descriptiva, garantizando la seguridad y el cumplimiento de la normativa. Además de gestionar los permisos necesarios.

Ahora tienes claro qué es un muro de carga y cómo diferenciarlo del resto de las paredes. Esta información te ayudará a planificar mejor el proyecto de reformas para tu vivienda.

Denisse Silva

Denisse Silva

Redactora, especialista en decoración y reformas de casas.