Cual es el Mejor Tejado para una Casa Antigua

¿Cuál es el Mejor Tejado para una Casa Antigua?

Si estás reformando una propiedad con cierta historia, saber elegir cuál es el mejor tejado para una casa antigua es clave. Este es una parte esencial de la estructura, puesto que protege todo el interior; además es una característica muy visible de una casa para poder mantener la apariencia histórica del lugar. Esta información te ayudará a tomar la mejor decisión.

Factores a considerar al seleccionar el mejor tejado para una casa antigua

Uno de los factores determinantes para elegir el tejado de una casa antigua es el peso del material. Hay que considerar cuánta carga puede soportar la estructura en vista de que se trata de una construcción antigua. Opciones como la pizarra o las tejas de arcilla pueden resultar muy pesadas, es preferible optar por materias primas más livianas, como el metal.

El estilo de la casa antigua es otro criterio importante, ya que el techo debe estar acorde con el diseño arquitectónico de la casa para mantener su estilo original.

Por otra parte, las regulaciones locales también deben tenerse en cuenta. Si la vivienda está ubicada en una comunidad de casas históricas, es probable que existan códigos que determinen cómo deben verse las casas en la parte exterior para mantener la armonía.

Tipos de tejados para casas antiguas

Tejas de Arcilla

Las tejas de arcilla se relacionan con una imagen clásica y tradicional que se puede adaptar perfectamente a una casa antigua. Son un tipo de tejado duradero y también resistente a factores externos como el fuego o las plagas.  

Te puede interesar  ¿Qué hacer si tengo goteras en el techo?

Como mencionamos antes, este tipo de tejado podría ser muy pesado para una casa antigua si no tiene una buena estructura. Además, requiere de mantenimiento y limpieza regular o reparaciones de piezas rotas o dañadas.

Tejas de Hormigón

Son una alternativa moderna para las tejas de arcilla, siendo su mayor ventaja, que se trata de un material bastante resistente a las condiciones climáticas. Adicionalmente, a esto, las tejas de hormigón pueden durar 50 años o más, y requieren de un mantenimiento bajo.

En cuanto al precio, si comparamos las tejas de hormigón con las de arcilla, esta opción resulta la más costosa; mientras que si las comparas con las de cerámica, estas últimas tienen un precio más elevado.

Tejas de Cerámica

Las tejas de cerámica destacan por su estética. Este tipo de tejado ofrece una apariencia tradicional, que realza el atractivo de la vivienda donde se instala. Están disponibles en diferentes colores y acabados. Además, resultan una opción funcional, duradera y resistente.

Estas tejas son ideales para zonas con cambios de temperatura, desde climas cálidos hasta lluviosas y con nevadas. Son versátiles, y se adaptan a estilos arquitectónicos tradicionales y modernos.

Tejas de Madera

Las tejas de madera son una de las opciones consideradas el mejor tejado para una casa antigua, porque aportan una estética muy particular, en la que pueden destacar una apariencia rústica o campestre. 

Estas tejas suelen estar fabricadas de cedro, pino o roble. Entre sus ventajas está que es un material fácil de instalar, liviano y más económico que otras opciones. Sin embargo, requiere de mantenimiento frecuentes y de cuidados especiales para proteger el material de plagas o de los efectos del clima.

Panel Sándwich

Los paneles sándwich son un tipo de material para techos que está compuesto por dos láminas de metal, separadas por un material aislante de baja densidad, lo que le confiere propiedades como aislante acústico y térmico, con lo cual aumenta la eficiencia energética de la vivienda.

Te puede interesar  ¿Qué es un muro de carga y cómo diferenciarlo?

Otra de sus ventajas es su fácil instalación. Asimismo, son resistentes y algunos son fabricados con materiales reciclados.

Consideraciones estructurales

Reforzamiento de la Estructura

Antes de instalar un techo en una vivienda antigua se debe hacer una evaluación de las necesidades específicas de la estructura y cuál sería la diferencia de elegir un material u otro. 

Un profesional debe revisar las vigas, muros de carga y elementos de apoyo, para verificar si hay signos de daños, si puede soportar la carga, o si se hace necesario reforzar la estructura.

Aislamiento Térmico

En casas antiguas, el aislamiento térmico permite ahorrar energía y dinero en la factura de luz. Contar con un buen aislante aumenta el confort en el interior de la vivienda, con lo cual sube también el valor de la propiedad. 

Para una vivienda antigua, los materiales aislantes más recomendados son: poliestireno expandido, poliestireno extruido y lana de roca.

Instalación y mantenimiento

Instalación Profesional vs. DIY

Al instalar techos de casas antiguas, contratar a un equipo de profesionales en reformas integrales garantiza que el trabajo será realizado por expertos. Con lo cual se puede ahorrar tiempo y dinero, y obtener un resultado exitoso. 

En caso de elegir la instalación como proyecto de bricolaje, primero evalúa tus habilidades y experiencia, ya que no tener la pericia representa un riesgo mayor de accidentes, y también se pueden cometer errores que representen luego pérdidas de dinero, tiempo y materiales.

Mantenimiento regular

Los techos de casas antiguas, igual que en cualquier vivienda, requieren de inspecciones periódicas para detectar cualquier daño o signo de problemas que requieran reparaciones o sustituciones del material.

Te puede interesar  Tipos de arquitectura sustentable: Un camino hacia un futuro habitable

Comparación de costos

Análisis de precios por material

De los materiales que hemos mencionado, en términos de la inversión inicial, podemos decir que, los paneles sándwich resultan ser la opción más económica y moderna, cuestan entre 20 € y 40 € por metro cuadrado. Seguidos por las tejas de hormigón que tienen un precio entre 30 € y 50 € por m2.

Luego las tejas de arcilla son más costosas, entre 60 y 120 € por metro cuadrado, y las de cerámica entre 40 y 70 € ambas ofrecen un rendimiento similar. Las de madera también son una opción cara, su precio depende del tipo de madera utilizado, varían entre 50 y 180 € por m2.

Costos de mantenimiento

A largo plazo hay que considerar los costos de mantenimiento o reparaciones, que en el caso de las tejas de madera podrían ser las que requieran más gasto para cuidados y limpieza durante su vida útil; mientras que las de hormigón tienen a ser más frágiles y, por lo tanto, requieren sustituir piezas con más frecuencia.

Conclusión

Elegir el mejor tejado para una casa antigua puede parecer una tarea complicada, pero siguiendo nuestras recomendaciones y tomando en cuenta factores indispensables como diseño actual, resistencia de la estructura, peso del material y presupuesto disponible, podrás conseguir que tu vivienda renueve su apariencia con un tejado que conserve su estética.

Denisse Silva

Denisse Silva

Redactora, especialista en decoración y reformas de casas.